Nuevas opciones en el mercado de la construcción

La madera es uno de los materiales más versátiles que se encuentran en el mundo de la construcción. Puede ser usada tanto como sistema estructural como para revestimientos de pisos y paredes (en interior y exterior) o estructuras internas como escaleras, entramado de techos y pisos suspendidos.

En ese marco, no sorprende la aparición de diferentes sistemas que la utilizan como el componente principal de una edificación. En esta nota, se repasan cuatro sistemas que en los últimos años avanzaron considerablemente en el mercado local.

SIP de Sipanel

Rapidez, obra limpia y disminución en los costos de ejecución son los principales ejes de este método, que brinda numerosas posibilidades de ejecución. Así es el sistema SIP elaborado y comercializado en el país por la firma Sipanel. Se trata de una obra seca, que contempla un sistema con la tecnología SIP (Structural Insulated Panel), muy desarrollada en Europa y en América del Norte durante los últimos años. Técnicamente, se compone de dos placas de OSB (Orientated Strand Board), unidas por un núcleo de espuma rígida de poliuretano (PUR) de alta densidad.

Se completan externamente con una capa de terminación, que varía según si es un revestimiento interior o exterior y que puede tener distintos tipos de acabados, lo que hace de Sipanel un material adaptable a cualquier tipo de obra y diseño (desde $ 3.300 el m2).

Steko Bloques

Steko Bloques, el m2 desde $ 9.400.

Más reciente que su competencia, Steko es un sistema modular importado para construir paredes interiores y exteriores a partir de bloques de madera sólida producidos industrialmente, por lo cual son muy fáciles de ensamblar.

Al igual que otras tecnologías industrializadas, el precio final de la obra se acerca al de una tradicional y su ventaja comparativa se concentra en la rapidez de los trabajos y el confort interior que se consigue.

“Una casa Steko cuesta un monto similar al de una construcción con pared doble de ladrillo. Sin embargo, ahorra tiempo, reduce la cantidad de desechos y el usuario podrá disfrutar de un medio ambiente mejor aislado y más limpio”, aseguran desde la empresa de origen suizo y con sede en Montevideo para comercializar en la región (desde $ 9.400 o U$S 600 el m2).

Platform frame

Plattform Frame, el m2 desde $ 10.000.

Recientemente, en un barrio privado de Buenos Aires se construyó una vivienda totalmente en madera y con un método muy utilizado en los Estados Unidos: el Platform Frame, también conocido como “stick frame” o “sistema de palos”.

Desde la Cámara de la madera bonaerense, especialistas sostienen que “contra lo que a menudo se cree, la madera es un material más seguro que el acero o el hierro frente al fuego. El acero se destruye a los 600 o 700°. Las vigas de hormigón armado tienen hierro adentro; en cambio, la madera comienza a quemarse desde afuera hacia adentro, mantiene la estructura y da tiempo para socorrer a las personas”, aportan desde esa institución.

Además, la madera permite construir en seco, con lo que reduce los tiempos de obra y los costos hasta en un 25 por ciento respecto de las construcciones húmedas. Más aún, aísla mucho mejor que las paredes de ladrillo frente al frío y al calor y, como genera una estructura menos pesada que la de una construcción en hormigón, se adapta a todo tipo de terreno y admite diseños prácticamente ilimitados.

Este sistema permite combinar alturas interiores, techos inclinados y planos que aportan diferentes dibujos espaciales. Las terminaciones se pueden hacer en yeso, piedra, revestimientos texturados y con pisos de todo tipo (desde $ 10.000 o U$S 650 el m2).

Sistema BME

Sistema BME, el m2 desde  $ 7.000.

Nacido en Córdoba en el año 2006, el sistema patentado BME se compone de “bloques o ladrillos de madera con forma de paralelepípedo rectangular con ángulos longitudinales y cortos, a la vista, biselados y con ranuras en sus caras de apoyo, que permiten ubicar la hilada superior a modo de traba”, describe Julio Nespeca. Además, el creador del sistema agrega que “para la junta horizontal de encastre entre las hiladas se emplea un listón del mismo material, sujetado con tornillos de última generación. Esto genera un sistema constructivo simple, rápido, con pocos elementos y sin obra húmeda”.

Los bloques o “ladrillos de madera” empleados son de pino ponderosa o eliotis estabilizados y tratados, de alta resistencia y con tamaños prefijados. A modo de ladrillos, se superponen unos a otros y se unen a través de listones, tarugos de madera y tornillos metálicos, formando un entramado de madera y metal. Así garantizan la vinculación, forman los muros y constituyen espacios estancos en el interior. Para la protección, la madera se impermeabiliza sólo por fuera; de esa forma, la humedad interactúa con el ambiente interno y opuesto al externo (desde $ 7.000 el m2).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *