Nuevos materiales. Neolith y Dekton son revestimientos fabricados con mezclas minerales.

Los materiales de avanzada son el resultado del aporte constante que la tecnología le hace al mundo de la construcción. Nuevas opciones y mejoras permanentes en los productos permiten un mercado cada vez más amplio, novedoso, con altas prestaciones y estética.

En ese marco se encuentran las superficies que imitan la piedra, como son los casos de Neolith y Dekton, dos revestimientos fabricados con mezclas minerales que ofrecen superficies ultra compactas resistentes para interiores o exteriores.

De origen español, llegaron al país y ya comercializan a través de diferentes marmolerías.

Neolith

Se trata de una combinación de materia prima y tecnología de última generación: en su elaboración, los componentes primarios seleccionados pasan por un proceso de sinterización a más de 1.200º C.

Un producto ciento por ciento natural compuesto de feldespato, sílice, arcilla y otros minerales naturales que replican en cuestión de horas el proceso por el cual se crean los pétreos naturalmente durante miles de años.

Neolith ofrece soluciones para los proyectos arquitectónicos más exigentes, así como una amplia combinación de modelos y acabados, por lo que es un producto de diseño que puede utilizarse en numerosas aplicaciones (tanto en interiores como en exteriores) y además en mobiliario.

Dekton

Por su parte, Dekton se presenta como una mezcla sofisticada de las materias primas que se emplean para fabricar vidrio, porcellanatos y superficies de cuarzo. La empresa fabricante (del grupo Cosentino, con sede en España quien también produce Silestone), desarrolló un proceso especial de compactación que contribuye de forma significativa a las características técnicas distintivas: un producto de bajo mantenimiento, larga duración y con la posibilidad de aplicaciones múltiples para aplicaciones de interior o externas.

Características

La realización de ambos materiales se produce en placas que se fabrican en diversos tamaños y espesores. Así, se alcanzan grandes formatos, que los hace aplicables a pisos, revestimientos de pared y muebles de cocina, especialmente en mesadas.

En detalle, tanto Neolith como Dekton se le reconocen múltiples características, entre las cuales sobresalen:

• Ligereza: el espesor de las placas logra un producto muy ligero, liviano, fácil de transportar y manipular.

• Resistencia al agua: los procesos de elaboración confieren a las losas una porosidad menor a 0,08 por ciento. No absorben agua y resisten a las manchas. Son ideales para lugares húmedos como baños y cocinas.

• Resistencia a rayos ultravioleta (UV): al ser 100 por ciento natural, sus colores no se alteran por el sol ni por agentes atmosféricos adversos.

• Resistentes al fuego y a las altas temperaturas. Permite el contacto directo con objetos calientes en una cocina, sin que se alteren sus propiedades mecánicas ni su estética superficial.

• Aplicadas en pisos, las placas resisten al rayado y se pueden utilizar en zonas de alto tránsito sin sufrir desgaste.

• Resistencia a la flexión, a las cargas pesadas y presión. También resulta adecuado para algunas aplicaciones curvas.

• Higiénico: su casi nula porosidad no activa bacterias u hongos que puedan conducir a alergias o enfermedades. Ideal para cocinas y laboratorios.

• Fácil limpieza. Soporta cualquier tipo de agente químico de limpieza, como la lavandina o amoníaco. Cuando se utiliza en un revestimiento exterior, esta característica resulta de alto valor añadido en áreas con elevados niveles de contaminación, y especialmente contra las pintadas y los grafitis.

Costos

El m2 de Neolith para pisos y revestimientos, desde $ 2.800

El m2 de Neolith para mesadas, desde $ 6.200

Dependiendo del color y espesor, el m2 de Dekton cuesta desde $ 7.400

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *